Recupera a tus pacientes perdidos en 3 sencillos pasos

recuperar pacientes perdidos.jpg

Algunos pacientes no regresan a consulta porque ya no necesitan atención médica, otros porque se mudaron de ciudad y hay otros que no sabes exactamente por qué. Cada paciente que no vuelve representa una pérdida para tu consultorio. Si te has preguntado qué puedes hacer para recuperarlos, es tu día de suerte. Aquí te damos una guía de 3 pasos para recobrarlos.

1. Conoce por qué se fueron

Antes de que hagas cualquier cambio, es necesario que entiendas por qué tus pacientes decidieron no volver. En ocasiones, las razones podrán ser ajenas a ti (como una mudanza de ciudad). Pero también puede que encuentres motivos que sí te conciernen y que puedes cambiar.

Primero identifica a los pacientes que dejaron de asistir a tu consultorio sin razón aparente. Envíales una encuesta vía correo electrónico donde enumeres posibles motivos para su partida. Para apoyarte en tu investigación, puedes usar un servicio como el de SurveyMonkey o de Google Forms.

En la encuesta, enumera varias razones por las que pudieron abandonar tu servicio.  Algunos ejemplos para incluir son:

  • Me mudé de ciudad
  • Ya no necesito atención médica
  • Encontré otro doctor a un precio más conveniente
  • El consultorio está muy lejos

La retroalimentación que obtengas te mostrará tus áreas de oportunidad a trabajar. 

2. Evalúa las respuestas y haz los cambios necesarios

En tu investigación encontrarás razones que son ajenas a ti. Por ejemplo, si la persona se recuperó completamente de su padecimiento o si se mudó de ciudad.

Si alguien menciona que le toma demasiado tiempo llegar a tu consultorio, no significa que debas mudarte a una zona más céntrica. Puedes usar este comentario para avisarle a tus futuros pacientes del tiempo que toma llegar de ciertas zonas.

Tal vez tus expacientes mencionen lo difícil que es encontrar estacionamiento cerca de tu consultorio. En este caso, SÍ puedes hacer algo al respecto. Busca una pensión o estacionamiento cercano y negocia una tarifa preferencial (o flexible) para tus pacientes. 

3. Avisa de los cambios

¿Conseguiste un trato con el estacionamiento más cercano? Cuéntaselo a los pacientes que ya no volvieron. ¿Facilitaste el proceso para conseguir una cita? Avísales también. Esta noticia podría ser lo que necesitaban para regresar a tu consultorio. Haz más atractivo tu anuncio y ofréceles un descuento en su próxima consulta o tratamiento.

Por otro lado, no excluyas a tus pacientes actuales. A ellos también avísales de las mejoras en tu consultorio. Esto les demostrara que te preocupas por ellos y por brindarles un mejor servicio.

Pedir retroalimentación constante a tus pacientes es clave para continuar con las mejoras en tu consultorio (además, a ellos les encantará ver que tomas en cuenta sus sugerencias). Para hacer más fácil este proceso puedes contratar a una asistente virtual  que se encargue de esta tarea.

¿Y dónde puedes encontrar a una asistente virtual? Conoce a Holly, ella chatea con tus pacientes para recordarles sus citas, reagendarlas (en caso de que no puedan asistir) y hasta para preguntarles por qué ya no quieren regresar al consultorio. ¿Qué tal si pruebas Holly gratis por 14 días y le cuentas a tus pacientes sobre tu nueva asistente?

 

Empieza a probar Holly gratis

 

 

Manejo de tu consultorio

Suscríbete a nuestro Blog